21 de enero de 2013

Tratamiento de la obesidad I

Dividiremos el tratamiento en tres entradas: 
  • Aceptación del propietario.
  • Dieta.
  • Ejercicio y comportamiento.
Aceptación del propietario:
El primer frente de lucha del veterinario es que el propietario tome conciencia del estado de su gato y de los riesgos que ello representa. La mayoría de los propietarios de gatos los sobrealimentan y están felices de tener un gato que ellos creen de gran tamaño, pero que en realidad es un gato obeso; además, todavía hay personas que relacionan la gordura con buena salud, lo cual es totalmente falso. En general, les cuesta darse cuenta o aceptar que tienen un gato obeso y además, no lo relacionan con una condición patológica.

A consecuencia de esto, es probable que al gato se le lleve al consultorio por alguna visita de rutina como las vacunas o por problemas derivados de la obesidad, siendo este el momento en que el veterinario debe hacer tomar conciencia del problema.

Es muy importante la colaboración del propietario y del resto de la familia que convive con el gato, para lo cual se le debe informar como se va a realizar el tratamiento, la duración estimada del mismo, las visitas periódicas que debe realizar y los análisis complementarios que se tendrán que hacer.

También hay que informar que frecuentemente en las primeras semanas no hay una pérdida de peso importante, porque el organismo va a tratar de no perder muchas calorías, por lo tanto hay que continuar con el tratamiento estricto por lo menos durante un mes antes de alguna modificación.

Si el propietario y el resto de las personas de la casa no siguen estrictamente las indicaciones del profesional, el tratamiento fracasará, con lo cual se habrá gastado tiempo y dinero inútilmente, pero lo peor es que el gato seguirá sufriendo las consecuencias de la obesidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!