24 de mayo de 2013

Cómo darle "fácilmente" una pastilla a tu gato


  1. Toma al gato y acúnalo con tu brazo izquierdo como si estuvieras sosteniendo a un bebé. Coloca el dedo índice y el pulgar de tu mano izquierda para aplicar una suave presión sobre las mejillas del minino, mientras sostienes la pastilla con la derecha. Cuando el gato abra la boca, arroja la pastilla dentro. Permítele cerrar la boca para que el gato la trague.
  2. Levanta la pastilla del suelo, tírala a la basura. Saca otra pastilla y atrapa al gato que se escondió atrás del sofá. Repite el paso 1.
  3. Baja al gato del librero y tira la pastilla baboseada a la basura.
  4. Toma una nueva pastilla, acuna al gato con tu brazo izquierdo, manteniendo las patas traseras firmemente sujetas con tu mano izquierda. Fuerza la apertura de mandíbulas y empuja la pastilla dentro de su boca con tu dedo medio. Manten la boca del gato cerrada y cuenta hasta 10 (obviamente, antes sacaste tu dedo).
  5. Tira la pastilla y saca al gato del clóset. Busca a alguien que te ayude.
  6. Arrodíllate en el suelo con el gato fírmemente sostenido entre tus rodillas. Manten sus patas traseras y delanteras quietas. Ignora sus gruñidos. Pídele a la otra persona que sostenga la cabeza del gato con una mano, mientras le abre la boca con una regla de madera. Arroja la pastilla dentro y frota vigorosamente la garganta del gato (¡Hey, no tanto, lo vas a despellejar!)
  7. Baja al gato de la cortina. Trae otra pastilla de la caja. Recuerda comprar una nueva regla y cortinas. Barre los restos de porcelana y ponlos aparte para pegarlos más tarde.
  8. Envuelve al gato en una toalla grande y pídele a la otra persona que lo mantenga estirado, con solo la cabeza visible. Pon la pastilla en un popote. Abre la boca del gato con un lápiz. Pon un extremo del popote en la boca del gato y el otro en la tuya. Sopla.
  9. Revisa en la caja para asegurarte que la pastilla que te acabas de tragar no sea dañina para humanos. Bebe un vaso con agua para recuperar el sentido del gusto. Cura de las heridas a la otra persona y limpia sus gotas de sangre.
  10. Baja al gato de la azotea. Toma otra pastilla. Mete al gato en el clóset y cierra la puerta sobre su cuello, dejando sólo la cabeza fuera del mismo. Fuerza la apertura de la boca con una cuchara de postre. Arroja la pastilla dentro de su boca con una resortera.
  11. Recuerda buscar un desarmador para volver a colocar la puerta del clóset en sus bisagras. Aplícate compresas frías en las mejillas y verifica cuando fue tu última dosis de vacuna antitetánica. Arroja la camiseta que tenías puesta en la lavadora y ponte una limpia.
  12. Llama a los bomberos para que bajen a tu gato del poste telefónico. Disculpate con tu vecino que se acaba de estrellar por no atropellar al gato.
  13. Toma la última pastilla de la caja. Ata las patas delanteras del gato con las traseras con una cuerda. Atalo firmemente a la pata de la mesa de la cocina. Busca guantes de trabajo pesado. Manten la boca del gato abierta con una pequeña palanca. Pon la pastilla en la boca seguida de un trozo de carne. Manten la cabeza vertical y vierte medio litro de agua a través de la garganta del gato para que se trague la pastilla.
  14. Que la otra persona te lleve  de emergencia al hospital más cercano. Siéntete tranquilo mientras el doctor te venda los dedos y la frente y te saca la pastilla del ojo. De regreso, deténte en la mueblería para comprar una nueva mesa.
  15. Por último, arregla con una oficina de bienes y raíces para comprar una nueva casa y llama al veterinario, para saber si tiene algún hamster que venda.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!