15 de mayo de 2013

La Diabetes Mellitus

La Diabetes Mellitus es una enfermedad caracterizada por un aumento del azúcar sanguíneo (glicemia) debido generalmente a una insuficiencia de formación o de utilización de la hormona Insulina producida por el páncreas.

El nivel de glucosa en la sangre del gato oscila normalmente entre 60-120 mg/100ml., y cuando se eleva por encima de 250mg/100ml de sangre, se produce su eliminación por orina, apareciendo lo que se llama glocusuria, o sea la presencia de glucosa en la orina (esto nunca ocurre en condiciones normales).

Clasificación:
La Diabetes tiene algunas características especiales en el gato. A veces es una enfermedad ocasional, en el cual luego de un periodo de tratamiento con las distintas posibilidades actuales, el felino puede volver a la normalidad. A esto se le denomina Diabetes Mellitus Insulino Independiente. La obesidad está generalmente asociada a esta variante, también se observa en tratamientos con anticonceptivos, corticoides y en situaciones de intenso estrés, donde el gato responde con hiperglicemia y glucosuria.

Alrededor del 20% de los gatos diabéticos son Insulino Independientes, el 80% restante son gatos con Diabetes Mellitus Insulino Dependiente, esto significa que sólo se controla administrando insulina.

Causas:
No se sabe que produce la Diabetes Mellitus en el gato, se conoce que se destruyen las células que producen insulina en el páncreas, pero no la causa. Se ha observado que los casos aumentan con la edad, el sobrepeso, las infecciones virales, la medicación persistente con anticonceptivos y corticoides. El 90% de los gatos con Diabetes Mellitus tienen más de cinco años de edad.

Síntomas:
Cuando la glucosa sale por la orina (más de 250mg/100ml en sangre), es eliminada con gran cantidad de agua, lo que produce un aumento notable en la cantidad de orina, esto produce deshidratación y pérdida de minerales, activando el mecanismo de la sed, lo que hace que el gato beba más agua.

Cuando las células no pueden producir energía de la glucosa, utilizan sustancias alternativas como las grasas y las proteínas, lo cual hace que el animal pierda peso. Muchas veces se observa anorexia o apetito irregular.

Otros sintomas que van apareciendo con el tiempo son aumento del tamaño del hígado, pigmentación amarilla de las mucosas, alteraciones neurológicas de los miembros posteriores.

Con el tiempo empiezan las complicaciones presentándose depresión, anorexia, deshidratación, vómitos, hiportemia y dificultad respiratoria. Esta situación es muy crítica, pudiendo llevar al paciente al coma diabético y posteriormente a la muerte.

Diagnóstico:
Los síntomas anteriores harán sospechar al médico veterinario, pero el diagnóstico se confirmará exclusivamente por las pruebas de laboratorio, no sin antes estar seguro de que no se trata de otra enfermedad.

Tratamiento:
Los gatos con Diabetes Mellitus asociados a obesidad, deberán ser puestos bajo una dieta de reducción de peso controlada. Algunos casos tienen una respuesta altamente positiva a esta medida. La utilización tanto de hipoglucemiantes orales como de insulina son utilizados en el gato con diversos grados de éxito. El médico veterinario deberá hacer las indicaciones precisas.

No se recomienda utilizar dietas caseras porque es muy difícil mantener la uniformidad de su contenido y las cantidades que consume el gato en cada comida.

Recomendación:
Es necesario que el dueño del gato tenga pleno control de las fuentes de consumo de agua y de eliminación de orina. La situación se complica cuando hay más gatos o se consume agua de otras fuentes donde no se puede medir el consumo, por eso es recomendable que se suministre agua exclusivamente en un bebedero, para poder controlar el consumo diario. Igualmente, su arenero debe ser el único lugar permitido para que orine el gato y poder observar si la cantidad eliminada diariamente es la habitual.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!