21 de junio de 2013

Un mamífero especial

Al igual que todos los mamíferos, el gato es un animal homeotermo, es decir, capaz de mantener constante la temperatura de sus órganos internos (38 a 38.5ºC). Su piel está cubierta de pelos. Después del apareamiento, los óvulos fecundados anidan en el útero de la hermbra y son nutridos gracias a intensos intercambios a través de la placenta. Al nacer, la madre amamanta a los gatitos.

Coreena Solgente
Sin embargo, se trata de un mamífero especializado, perfectamente adaptado a su condición de predador. Esta adaptación atañe principalmente a las funciones de relación (la función locomotora y las funciones sensoriales), que le permiten interactuar con el medio que lo rodea. También concierne a las funciones vegetativas (circulación, respiración, digestión y eliminación), pero en menor grado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!