6 de septiembre de 2013

Cuando el gato no quiere usar su arenero

Cynthia Aurora Vórtex
La causa más frecuente por la cual un gato no quiera usar su arenero, es la falta de higiene. Los gatos no entrarán a su arenero si no está limpio. Recuerda que los gatos son limpios por naturaleza.

Por otro lado, muchos gatos prefieren orinar en un lugar y defecar en otro distinto, así que en estos casos deben utilizarse dos areneros para un solo gato.

A veces un gato no usará el arenero que usa otro gato, así que si en tu casa hay más de un gato, la regla es que debe haber un arenero extra. Ejemplo: Si tienes dos gatos, deberás tener en total tres areneros.

En hogares donde hay muchos gatos, orinar fuera del arenero puede deberse a causas sociales: Un gato puede amedrentar a otro y no dejarlo acercarse al arenero. También puede darse el caso de gatos asustadizos que no irán al arenero si está situado junto a una lavadora, haya ruído muy fuerte o pasen contínuamente personas u otros animales (como perros).

También puede darse el caso de que algunas mascotas tengan marcadas preferencias de lugar. Tendrás que convertirte en detective para poder ubicar el arenero en un lugar que te acomode tanto a tí como al gato.

Otra causa para no usar el arenero es si éste está cubierto. La mayoría de los gatos prefieren un arenero descubierto, pues les gusta poder mirar en todas direcciones, ya que al momento de defecar u orinar el gato suele sentirse vulnerable y prefiere estar alerta y vigilante.

Hay distintos tipos de arena, deberás probar cuál es la que le gusta más a tu gato o bien utilizar el aserrín, que es lo que hacemos nosotros con buenos y económicos resultados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!