18 de noviembre de 2013

Los gatos alados

Los gatos "alados" no son raros y su existencia está documentada al menos desde 1899, cuando Stand Magazine publicó la fotografía de un gato con apariencia normal procedente de Wiveliscombre, Inglaterra, con un par de alas cubierta de piel, que brotaban de entre sus hombros y ancas.

En 1933, un gato alado de color blanco se exhibió en el zoológico de Oxford. También está el caso de un gato sueco cuyas alas extendidas medían 60cms que se dio a conocer en 1949. En 1986, un gato blanco con negro que habitaba en Gales, incluso mudó sus alas.

Claro que no se tratan de alas de verdad, sino de una enfermedad llamada astenia cutánea felina, que hace que la piel del gato se dilate en extensiones con forma de alas, las cuales son frágiles y a menudo se caen sin sangrado, lo que crea la ilusión de que las mudaron.

El gato de la foto no está alado, pero si a mi lado al momento de escribir esto. Lo se, mal chiste.

Yoshi

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!