22 de noviembre de 2013

Qué hacer en caso de una hemorragia externa

Los gatos pueden no sangrar mucho por heridas pequeñas y superficiales, sin embargo, si el daño es en un vaso sanguíneo de gran calibre, el gato puede perder mucha sangre en poco tiempo, poniendo su vida en peligro.

La cantidad total que tiene un gato es de aproximadamente 6% de su peso, por ejemplo, si pesa 5kg, tendrá alrededor de 300ml de sangre en su cuerpo.

La hemorragia en cualquier parte del cuerpo del gato debe considerarse una emergencia, ya sea algo agudo (repentino) o crónico (que tiene varios días). La mejor manera de saber si un gato ha perdido demasiada sangre, es revisar si hay signos de shock.

Cómo detener una hemorragia:
  • Utilizar gasas o vendas. Si no se dispone, un pañuelo o tela limpios. Nunca utilizar algodón directamente sobre la herida.
  • Coloca la gasa (o lo que conseguiste) sobre la herida.
  • Haz presión con tus dedos pero sin lastimar al gato, que sea suficiente para detener el sangrado.
  • Coloca una venda sobre la gasa de forma firme pero no apretada ni demasiado floja. Uno de tus dedos debe entrar cómodamente entre la venda y el gato.
  • Si la sangre traspasa el vendaje, coloca otro vendaje encima.
Por supuesto estos son los primeros auxilios, deberás de llevar a tu gato al veterinario lo más pronto posible.

Rumba
Sangrado por naríz u hocico: 
Este sangrado puede amenazar la vida si es abundante. Aplicar compresas frías o de hielo sobre la cabeza puede ayudar a hacer más lenta la hemorragia pero difícilmente la detendrá, además de que son difíles de aplicar. Se requiere llevarlo al veterinario de emergencia.

Sangrado por la piel:
Las heridas como cortadas o raspones pueden provocar sangrado aunque no necesariamente sea algo grave. Si una herida es profunda, pudo habre lacerado un vaso sanguíneo y entonces la pérdida de sangre será considerable, principalmente si la herida se localiza en el cuello o en el área de las patas. Debemos aplicar presión con la mano utilizando un trapo limpio. Si el área se puede vendar, debemos colocar un vendaje de compresión.

Sangrado en las patas:
Generalmente los gatos no se lastiman las patas, pero si llegan a hacerlo, las laceraciones de sus cojinetes sangran demasiado. Como los cojinetes son blandos, aunque la hemorragia se detenga, volverá a sangrar en cuanto el gato pise con la pata lastimada. Si la hemorragia proviene de una arteria más grande, se debe colocar un vendaje compresivo alrededor de toda la pata. No se aconseja el torniquete ya que no detienen el sangrado de manera tan eficiente y la falta de irrigación sanguínea puede hacer que la pierda. El torniquete siempre debe ser el último recurso y si es necesario aplicarlo, se debe aflojar cada cinco minutos para revisar que la pata ya no sangre y que el aporte de oxígeno al tejido continúe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!