29 de enero de 2014

Los gatos en la Antigua Roma

La antigua Roma tomó una posición práctica en cuanto a los gatos, dándoles la bienvenida como control de plagas más no con demasiado afecto hacia ellos. Aunque la diosa de la libertad, algunas veces se mostró con un gato a sus pies, probablemente una referencia al gusto de los gatos de vagar libremente, la mayoría de las representaciones los muestran en momentos de trabajo sin la más mínima atención mística o de reverencia.

Un mosaico en Pompeya, por ejemplo, muestra a un gatito atigrado atacando a una paloma. Esta es una representación realista y no idealizada. Sin embargo, el valor de los gatos como vigilantes de los almacenes fue reconocido en los ejércitos romanos, los cuales llevaron gatos hacia las Galias y eventualmente hasta Britania.

Las colonias romanas se convirtieron en entusiastas de los gatos como mascotas y sin duda algunos se cruzaron con el Felis silvestris, el gato salvaje que aún era común en esos territorios. Así, en el Siglo IV, cuando los romanos regresaron a sus territorios, dejaron atrás muchos gatos domésticos.

Photo credit: pedrojperez from morguefile.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!