14 de abril de 2014

Dentición felina

Como todos los felinos, los gatos son carnívoros, y como todos los carnívoros, los dientes están adaptados a su papel natural de desgarrar en trozos la carne de su presa y deglutirlos enteros sin masticarlos, pues sus dientes no están diseñados para un molido eficiente, por lo que la digestión se lleva totalmente en el estómago. Por eso, cuando vomitan su comida, lo hacen entera.

A los pocos días de vida, los gatitos no tienen dientes, les empiezan a salir entre la tercera y sexta semana de vida y hacia los dos meses de edad empiezan a mudarlos y salen los dientes permanentes. La sustitución es completa por lo regular hasta los siete meses de edad.


El total de dientes con los que cuenta un gato cuando es cachorro es de 28 y cuando es adulto es de 30. Cada diente tiene su nombre: 
  • Caninos que los puedes identificar porque están debajo de la naríz y encima del mentón. Estos dientes son usados principalmente para matar a su presa y desgarrar la carne. 
  • Siguen los molares los cuales se encuentran atrás de los caninos, en la mandíbula superior cuenta con ocho dientes mientras que en la inferior son seis, dando un total de catorce morales. Su función es cortar la carne en piezas más pequeñas para ser deglutidas. 
  • Por último los incisivos, los cuales se encuentran entre los caninos, siendo doce, seis en cada mandíbula. Su papel es rasgar y desgarrar la comida.
Cuando los gatos comen comida enlatada no tienen la necesidad de usar los caninos, por lo que tragan directamente la comida. Cuando la comida es dura y seca (croquetas) suelen pasarla a los dientes molares para después deglutirla.

Un músculo importante que ayuda a los dientes es la lengua, la cual es áspera y abrasiva en la superficie. Su función es suavizar la comida y lamer la carne de los huesos. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!