9 de abril de 2014

Las uñas de los gatos

Los movimientos de los gatos son muy rápidos y ágiles para atrapar a su presa o para jugar, estos movimientos se deben al tipo de dedos que tienen, ya que cuenta con cinco dedos en las patas delanteras y cuatro en las traseras, los cuales estan muy bien equipados por uñas o garras las cuales únicamente en los felinos (menos los guepardos) son retráctiles a voluntad: normalmente cuando los gatos estan caminando las uñas permanecen ocultas, pero durante el acechamiento en la caza las utilizan como armas para detener o agarrar a su presa.

El gato es digitígrado, esto quiere decir que usan sus dedos en el momento que camina o corre sin apoyarse en el cojinete plantar, esto hace que sus movimientos sean silenciosos.

Las uñas son unas excelentes herramientas para escalar, pero son menos útiles para bajar, ya que están en forma de curva, por lo que es típico de que el gato al querer bajarse en vez de usar las uñas prefiera saltar; muchos dueños se preocupan al ver a su gato desesperado al no poder descender, pero los gatos aprenden a bajar como si estuvieran escalando pero en forma descendente.

Cómo trabajan las uñas

Cada dedo felino tiene en la parte inferior un cojinete, el cual está rodeado de pelo, este les da mayor sensibilidad y protección a sus dedos; cada dedo cuenta con una uña o garra retractil a voluntad, esto se debe a un mecanismo de un ligamento elástico (tejido fibroso que une a un hueso con otro hueso), que se conecta al segundo hueso del dedo y están conectados por tendones (tejido fibroso que une a un músculo con un hueso) que se conectan a músculos de la pata. Cuando los gatos sacan las uñas se les puede observar una capa de piel (como una funda) por debajo, esto es porque estan apretando el ligamento.

Hay ciertos estímulos que causan que los músculos jalen los tendones traseros, extendiendo los extremos del dedo y empujando las garras hacia adelante y hacia atrás. Al mismo tiempo, los tendones aseguran los dos extremos del hueso de manera que la articulación se haga rígida.

Únicamente en los gatos siamés las uñas no son completamente retráctiles, mientras que en las demás razas el gato puede hacer que en fracciones de segundo salgan o entren de su funda. El siamés tiene ligeramente salidas las uñas, lo que causa muchas veces que se atoren en la ropa, pero siguen teniendo el mismo mecanismo para sacar o meter sus garras.

El afilarse las uñas es un comportamiento instintivo de cuidado. Los gatos suelen afilarse las uñas en los árboles, postes y acostumbran regresar al mismo lugar donde se las afilaron. Cuando los gatos se mantienen en casa, buscan instintivamente un objeto para este propósito. Si no quieres que dañen los muebles por estarlos arañando, cómprale o fabrícale un rascador.

La oniquectomía

Existe una operación que realizan algunos veterinarios llamada oniquectomía, que consiste en extirparles las uñas a los gatos. Esta operación es muy cruel, ya que en primer lugar el quitarles las uñas les resulta muy doloroso durante la cicatrización. En segunda, si no se realiza adecuadamente es probable que las uñas vuelvan a crecer y se les entierren impidiéndoles caminar. En tercero, se encontará incapacitado para defenderse de sus enemigos y no podrá cazar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!