12 de mayo de 2014

La persecución felina en el reinado de Elizabeth I

En 1566, durante el reinado de Elizabeth I, la aversión hacia los gatos tomó nuevas alturas en Inglaterra, con una serie de juicios a brujas en Chelmsford, Essex. Había tres acusadas: Elizabeth Francis, Agnes Waterhouse y su hija Joane. Se decía que habían establecido comunicación con el demonio por medio de un gato blanco manchado al cual ellas llamaba Satán. 

Agnes Waterhouse fue hallada culpable y ejecutada junto con su gato blanco. Durante los siguientes veinte años, sólo en el Essex, hubo 150 juicios por brujería.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!