23 de febrero de 2015

¿Cómo saber si tu gato está estresado?

A continuación las señales para saber si tu gato padece estrés:

Introvertido: Los gatos pueden esconder sus emociones al máximo cuando están bajo un período de estrés.

Falta de apetito: Si repentinamente tu minino pierde el interés por comer, entonces podría estar estresado. 

Problemas estomacales: Si tu felino sufre de constipación, diarrea o algún otro problema digestivo, también podrías estar ante un signo de estrés. 

Se lame demasiado: Si bien es un comportamiento felino bastante común, el hecho de que lo haga hasta dejar la zona sin pelo (con la piel expuesta) no es nada bueno: podría ser otra señal de que sufre de estrés.

Maullidos raros: Un gato que se encuentra ansioso o estresado puede, también, vocalizar más de lo común; es decir, si notas que maúlla demasiado o con un cierto tono de queja, entonces ¡atención!

Cuidado con las largas siestas: Un gato que duerme demasiado también podría ser una señal de alerta para su humano. Ocúpate de él si lo notas decaído o muy somnoliento.

Agresividad: Si bien algunos se tornan excesivamente introvertidos y hasta llegan a esconderse, otros gatos mostrarían una clara agresividad como signo de estrés.

Rascarse demasiado: Si bien puedes observar que se rasca cada tanto, cuando se torna un comportamiento excesivo, también podría significar que está estresado.

Comportamientos fuera de lo común: Dormir debajo de la cama, hacer sus necesidades por toda la casa o dejar arañazos serían otros clásicos síntomas del gato estresado.

Un gato que muestre inmovilidad, patas sudorosas, el cuerpo agachado, la respiración rápida, los ojos muy abiertos y las pupilas dilatadas también puede estar sufriendo estrés, Todos los síntomas anteriores también pueden deberse a otras enfermedades por eso debes llevarlo al veterinario para su atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!