11 de noviembre de 2016

Ventajas del microchip

Con la implantación de un microchip, el gato recibe un número único en el mundo entero, por lo que puede ser identificado con toda fiabilidad. Su colocación la realiza un médico veterinario por medio de una inyección, insertando el diminuto dispositivo (del tamaño de un grano de arroz) bajo la piel del cuello y no es necesaria la anestesia. 


El número de identificación se lee con un aparato especial que tienen los veterinarios, los refugios para animales y a menudo también los clubes de animales de raza e incluso corporaciones policíacas. La identificación por este medio es obligatoria en varios países, aunque los dueños de mascotas deberían hacerlo aunque no lo fuera, ya que facilita localizar a un gato extraviado.

A diferencia de las placas que se colocan en los collares con los datos de la mascota que son fáciles de quitar en caso de robo, los microchips son imposibles de retirar del gato.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!