10 de febrero de 2017

¿Por qué a los gatos les gusta que los acariciemos?

Porque el ser humano, cumple el papel de “gata madre”. Los gatitos son repetidamente lamidos por su madre durante sus primeros días y la acción de la caricia humana produce la misma sensación sobre el pelaje que los lamidos felinos. Para los gatitos, la madre gata es la que les alimenta, les limpia y les protege. Puesto que el humano sigue haciendo esto con sus animales de compañía mucho después de que hayan quedado atrás los días de crianza, los animales domesticados nunca crecen del todo. Pueden llegar a desarrollarse por completo y ser maduros sexualmente, pero en sus mentes siempre serán unos gatitos con relación a sus humanos.

Persona acariciando con su mano a un gato
Disfrutando la caricia

Por esta razón, los gatos (incluso los ancianos) siguen pidiendo atención maternal a sus "propietarios", arrimándose a ellos y alzando la mirada durante mucho tiempo, aguardando a que la mano seudo maternal comience a actuar, como si se tratase de nuevo de una lengua gigante, alisándoles y suavizándoles el pelo. Un hecho corporal muy característico que llevan a cabo cuando les acarician, mientras saludan a sus “madres”, es la rígida erección de su cola. Esto es algo típico de los gatitos al recibir la atención de sus madres auténticas.

A diferencia de un "estudio" realizado hace algún tiempo, donde se aseguraba que a la mayoría de los gatos no les gustan que los acaricien, los que somos #CatLover sabemos muy bien que es todo lo contrario, nuestros mininos aman que los acariciemos (eso sí, cuando están de humor). 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript!